Agua y Ecosistemas

Parque Tayrona 

LA IMPORTANCIA DE CONSERVAR NUESTRO ECOSISTEMA TERRESTRES Y MARINO: PNN TAYRONA

Autores: Álvaro Flórez Robles y Abram Medina

Resumen

La presente investigación busca dar a conocer como se viene deteriorando los ecosistemas terrestres y marinos por la influencia del desarrollo progresivo que al paso que avanza amenaza por destruir estos sistemas, contaminamos el agua, el suelo, con depósitos de basuras pesticidas, desechos químicos, biológicos, metales pesados, residuos radiactivos, industriales, domiciliarios; contaminamos el aire con  las emisiones de gases industriales, automotores, domiciliarios además talamos los árboles, afectando directamente a los animales extrayendo de su medio, indirectamente modificamos y contaminamos su hábitat, introduciendo animales y plantas en un medio ajeno al existente sin prever los resultados ante las alteraciones del equilibrio del ecosistema, de igual forma en la producción animal irracional donde no se tiene en cuenta el bienestar animal o la importancia del adecuado manejo de los residuos que se generan a diario en virtud de nuestras necesidades. Los resultados son más evidentes como el calentamiento global, el cambio climático, la pérdida total de las especies sin imaginar la importancia en los ecosistemas, el acrecentamiento de las enfermedades en la población, los cambios en la calidad del agua y los suelo, la modificación genética de las especies, el deterioro de la calidad del aire, la lluvia ácida, las afectaciones a la flora, el deshielo de los polos, afectaciones a la capa de ozono, las inundaciones entre otros fenómenos. Así muchos pensemos “eso no es conmigo” y demostramos la indiferencia ante este importante tema, Otros causan afectaciones, pero solo ven a los que no hacen nada y se suman al apoyo de no hacer nada. Hábilmente existen personas y grupos ambientalistas que lucha para conservación a lo que aún podemos salvar, a esos son los que hay que seguir, imitar, mejorar y apoyar. El reconocimiento de la realidad de los impactos ambientales pueda ir redireccionando nuestros ejercicios hacia un desarrollo compatible y sostenible que nos garantice el equilibrio de los ecosistemas para las sociedades.

Palabras Claves: Medio Ambiente, Conservación, desarrollo Sostenible, Protección, Normatividad, PNN Tayrona Pesca, Usos Y Tenencia,

 ABSTRACT

The present investigation seeks to show how the terrestrial and marine ecosystems are deteriorating due to the influence of the progressive development that threatens to destroy these systems, we pollute the water, the soil, with pesticide waste deposits, chemical waste, biological , heavy metals, radioactive waste, industrial, domiciliary; we pollute the air with the emissions of industrial, automotive, and residential gases, and we cut the trees, directly affecting the animals by extracting from their environment, indirectly modifying and contaminating their habitat, introducing animals and plants in an environment other than the existing one without foreseeing the results before the alterations of the balance of the ecosystem, in the same way in the irrational animal production where the animal welfare is not taken into account or the importance of the suitable handling of the residues that are generated daily in virtue of our needs. The results are more evident as global warming, climate change, the total loss of species without imagining the importance in ecosystems, the increase of diseases in the population, changes in the quality of water and soil, the modification genetics of the species, deterioration of air quality, acid rain, damage to the flora, melting of the poles, damage to the ozone layer, flooding among other phenomena. So many think “that is not with me” and we show indifference to this important issue, Others cause affectations, but only see those who do nothing and join the support of doing nothing. Cleverly there are people and environmental groups that fight for conservation to what we can still save, those are the ones to follow, imitate, improve and support. The recognition of the reality of environmental impacts can redirect our exercises towards compatible and sustainable development that guarantees the balance of ecosystems for societies.

Key Words: Environment, Conservation, Sustainable Development, Protection, Regulations, Tayrona PNN Fishing, Uses and Tenure.

Introducción

En la actualidad podemos apreciar los resultados de cómo nuestras actividades diarias ya sean de recreación, estudio, trabajo o supervivencia que genera impactos como residuos que contaminan y ocasionan cambios para el ambiente, esto es el resultante de acciones imprudentes que conducen a la contaminación poniendo en riesgo la supervivencia de los ecosistemas y entre estas se encuentran: El uso irracional del agua, la energía, la tala indiscriminada, la explotación indiscriminada de fauna y flora, el manejo inadecuado de los residuos industriales y domiciliarios para la corrupción en el uso de la aplicabilidad en la normatividad ambiental de protección y en un inadecuado manejo de los recursos naturales, para generar un mayor desarrollo en torno a la economía del país (Escobar, 2007). La realización de esta investigación, se justifica debido a que hay que cambiar nuestro hábitos de comportamiento y la conciencia de las personas frente a la contaminación dentro del Parque Nacional Natural Tayrona (PNN), más el alto nivel influenciada por el TURISMO , LA PESCA Y EL USO , al constituir parte de un todo en el cual nos favorecemos los unos de los otros a través de las interrelaciones presentes como eslabones en una cadena donde todo lo que afectemos y conformamos (suelo, agua, aire: animales, plantas, personas) tanto aquí como en cualquier parte del mundo de una u otra forma afectará al otro.

Tenemos la responsabilidad de apoyar los acuerdos y objetivos para el adecuado manejo de los recursos naturales que diariamente se administran, es un compromiso principalmente con todos los seres vivos al realizar acciones que contribuyan a la conservación y mantenimiento del medio ambiente en las áreas protegidas con el fin de prevenir, mitigar, conservar, remediar, los impactos ambientales direccionando en nuestras acciones de un desarrollo sostenible que nos garantice el equilibrio y la preservación para las generaciones futuras. Por eso es necesario replantear la acción en el pensamiento de conservar coordinadas en conjuntas que apersonen a cada uno de nosotros para poder recoger en un mañana. La conservación de la vida submarina y terrestre ha pasado a otro plano, siendo los que proporcionan mayores recursos alimentario, en la conformación del espacio, proporcionando además ese nivel ecosistémico para mantener las adaptaciones hacia cualquier cambio.

La pérdida de factores naturales genera un desnivel en el entorno social que no está a simple vista, en tales casos las sociedades de escasos recurso son la más afectadas limitados sus sistemas de producción, en donde el desarrollo industrializado es quién en gran parte ha generado todo este choque entre la naturaleza y la sociedad (Sánchez, G., at al Franke, R. 2006), estos espacios de concentración natural han sido establecido como esa identidad regional basándose en las leyes constitucionales para remontar un proceso de ordenamientos (CCO, 2015) ante los diferentes sistemas de poder en el desarrollo económico. Por estas razones buscamos conocer ¿Cómo el Turismo, la Pesca y el Uso en la ocupación de los espacios afectan la sostenibilidad del PNN Tayrona?, de esta manera estaremos analizando las situaciones en el PNN Tayrona con respecto a las presiones y el manejo de su administración, partiendo de la tenencia, el uso del territorio, la cultura y eco-turismo para así establecer si se está cumpliendo con los objetivos de conservación intrínsecamente al desarrollo sostenible, conocer si se están buscando formas alternativas de inclusión social, partiendo de la innovación ecológica-cultural para el logro del objetivo de conservación en finalización de los conflictos que se generan por las presiones dentro del área. Al examinar las condiciones culturales, sociales e institucionales en la actualidad del PNN Tayrona dentro del marco conceptual y de referencia, realizando un análisis sobre las problemáticas de la tenencia y uso de las tierras con relación al eco-turismo y la administración del PNN Tayrona, identificando las problemáticas que se generan por la aplicación de la normatividad sobre el uso de los territorios teniendo en cuenta los actores involucrados en las actividades dentro del área.

Metodología

La metodología aquí expuesta está relacionada con la pregunta de investigación propuesta y el desarrollo de la metodología se realizará través del siguiente modelo: Definición y caracterización metodológica general, las técnicas e instrumentos de recolección y análisis de información.

Los contextos sociales que se han ido formulando como manifestación hacia la comprensión de las culturas y la organización social, presenta esos factores que caracterizan las adaptaciones de cada poblado ante el interés de visionar cada estructura. Nuestra investigación es tipo de estudio etnográfico ya que es uno de los elementos de investigación de la antropología actualmente, según Rosana Guber, “la etnografía es un enfoque, un método con base a la experiencia del investigador y los investigados” (Guber, 2001). En el marco de la observación resulta oportuno utilizar el método de la entrevista, ya que son fundamentales en el trabajo etnográfico para analizar profundamente la problemática en debido tema.

Guber menciona que la entrevista en la antropología debe ser informal y no directiva en articulación con la observación participante (Guber, 2001) y esto es lo que nos permite estudiar de forma sistemática e informal a cualquier grupo de personas en este caso a los diferentes grupos sociales que dependen de tales recursos y a los sistemas administrativos de PNN Tayrona, en la relación a los sistemas de producción industrial ante la nación. Siendo este método consiste en observar todas las prácticas culturales de estos grupos sociales y poder participar en ellos para así contrastar lo que la gente dice y lo que hace. Es una de las herramientas investigativas y algunos autores la consideran incluso como una rama de la antropología social o cultural, en un principio este método se utilizó para analizar a las comunidades aborígenes, actualmente se aplica también al estudio de cualquier grupo que se pretenda conocer mucho mejor para referenciar su contexto social.

Énfasis territorial

Las áreas protegidas son espacios creados por la sociedad en su conjunto, en la articulando esfuerzos para garantizar la vida animal y vegetal en condiciones de bienestar, es decir, la conservación de la biodiversidad, así como el mantenimiento de los procesos ecológicos necesarios para su preservación y el desarrollo del ser humano. Los Parque Nacional son áreas donde existen uno o varios ecosistemas que no se encuentren significativamente alterados por la explotación o en ínsito de ocupación humana. Estas áreas tienen especies vegetales y animales, sitios geomorfológicos o hábitats que ameritan un especial interés científico, educativo y recreativo, o representan paisajes naturales de una belleza excepcional. En esta categoría se encuentra el Parque Nacional Natural Tayrona.

Hoy Colombia está posicionada como el segundo país más rico en especies del mundo, ha suscrito el convenio de Diversidad Biológica mediante la ley 165/ de 1994 y es el primer país en diversidad de aves y anfibios, el segundo en diversidad de plantas el tercero en reptiles, primates y mariposas y el quinto lugar en mamíferos que habitan en 314 ecosistemas, y bajo este marco que avanza en la meta de AICHI que busca al 2020 aumentar a un 17% las zonas terrestres y de agua continentales al 10% las zonas marinas, las costeras sobre todo aquellas que brindan diversidad biológica y servicios ambientales. Hoy Colombia cuenta con un total de 602 áreas protegidas entre Nacionales, Regionales y Reserva de la Sociedad Civil, con un total de 14.765.648.25 de hectáreas al 2017 dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Colombia.

En consideración de la necesidad de contar con un organismo técnico con autonomía administrativa y financiera que se encargue de la administración y el manejo del Sistema de Parques Naturales para la coordinación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas el Departamento Administrativo de la Función Pública, mediante el decreto número, 3572 de 27 de septiembre de 2011, Crea la Unidad Administrativa Especial denominada Parques Nacionales Naturales de Colombia, del orden nacional, sin una personería jurídica, con autonomía administrativa y financiera teniendo jurisdicción en todo el territorio nacional, en los términos del artículo 67 de la Ley 489 de 1998, cuyas funciones serán las establecidas en el presente decreto, quien será la estará encargada de la administración y manejo del Sistema de Parques Nacionales Naturales y la coordinación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. Este organismo del nivel central está adscrito al Sector Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El 24 de abril en 1964 a través de la Resolución Nº 191 del Instituto Colombiano para la Reforma Agraria – INCORA se declaró a la región como parque natural para garantizar la reserva y conservación del ecosistema; dicha resolución fue modificada por el Acuerdo 04 de 1969 y aprobado por la Resolución 292 del INDERENA el mismo año. En 1969 se proclamaron esas 15.000 hectáreas terrestres y 4.500 marinas para un total de 19.500 hectáreas (Figura 1), como parque natural por el alto valor biológico y arqueológico que poseen y que en sus artículos reza.

El Parque Nacional Natural Tayrona se encuentra ubicado en la ciudad de Santa Marta en Colombia. Su superficie hace parte del departamento de Magdalena, a 34 km del centro urbano de Santa Marta es uno de los parques naturales más importantes de Colombia. Es hábitat de una gran cantidad de especies que se distribuyen en regiones con diferentes pisos térmicos que van desde el nivel del mar hasta alturas de 900 m.

 

Figura 1. Ficha técnica del PNN Tayrona

 

Su temperatura oscila entre los 25ºC y los 32ºC, ya que se extiende desde los 0 – 900 m sobre el nivel del mar y tiene dos periodos lluviosos: de mayo a junio y el otro de septiembre a noviembre, En la franja marítima del parque se encuentran distribuidas más de 350 especies de algas mientras que la flora terrestre tiene más de 770 especies diferentes de plantas. La flor Nacional es la orquídea que se encuentra mucho en esta región (caribe). Este Parque se caracteriza por su paisaje tropical, formaciones coralinas, blancas playas, litoral rocoso, manglares y lagunas, siendo un hábitat de una gran diversidad de especies de fauna y flora, entre las primeras se pueden encontrar grupos de mamíferos y de estos se han listado para el área, cinco especies de felinos: Panthera onca (Jaguar), Leopardus pardalis (Ocelote), Leopardus wiedii (Tigrillo) y el Puma

El Parque Natural fue antes de la conquista un área en la cual los indígenas Tayrona convivieron, dejando evidencias significativas de su paso por esa tierra como es el patrimonio cultural dejado en el pueblito Chayrama o conocido actualmente como PUEBLITO.

 

Análisis hacia un contorno social

Con base a la declaratoria de una zona de reserva de biodiversidad y como bien público, un sin número de personas con sus familias salieron con el compromiso de compra de sus mejoras y otros grupos no salieron por mandato legal y conservaron sus tierras y la posición de las mismas durante muchos años, esto conllevo a unos conflictos socioambientales de todo tipo; como el conflicto por la efectividad en el manejo, conflicto por el uso del territorio por parte de las comunidades asentadas, conflicto por la tenencia y ocupación de la tierra del PNNT, entre otros. Naciendo de esta manera la problemática del uso indebido la ocupación ilegal, tenencia de falsa tradición de los terrenos ocupados por los colonos asentados y a esto se suma que es uno de los parques que a pesar de tener asentamientos indígenas no son reconocido como una comunidad de traslape ya que en el momento de la declaratoria de área protegida no contaba con la presencia de indígenas en su territorio y por no poseer un título implementado tanto para los indígenas como para los afrodescendientes colectivo (Ley 70 de 1993).

A demás, en el PNN Tayrona existen asentamientos de comunidades que no son indígenas viviendo desde hace más de un siglo en el área, tanto con justo título de propiedad de la tierra como otras que no lo poseen. Muchas personas que habitan dentro el Tayrona han declarado tener títulos y escrituras de propiedad, pero según los estudios que ha venido adelantando PNNC, (Burgos F., 2004); (SNR 2012); (SNR, 2014); (SNR, 2015) (figura 2), tienen problemas con la legalidad del título que poseen, y al no poder demostrar que son legítimos dueños de la propiedad, muchos habitantes del PNN Tayrona no se les permite pedir permisos de uso y mejoras para su predio.

En el parque Tayrona la mayoría de las infraestructuras sobre viven desde el año de 1964, por lo que no han podido adecuarlas por falta de permisos y si la adecuan la entidad abre un proceso sancionatorio por no contar con los permisos establecidos por la normatividad vigente y no tener un título que acredite la propiedad, ya que la gran mayoría cuenta con problemas de clarificación como es el caso de los Bermúdez en la finca la “AGRÍCOLA”, quienes durante mucho tiempo derivaron sus sustentos de la agricultura, ganadería actividad dejada por su padre al momento de su muerte y quienes han sido relegado por las normativas del área protegida a un pequeño globo de tierra en donde residen y realizan la actividad del ecoturismo, generando problemas del orden ambiental como el tema sanitarios, acumulación de residuos sólidos.

 

Figura 2. Gráfica de la tipificación de la situación de tenencia de los territorios del PNNT.

 

Los actores estatales como LA AGENCIA NACIONAL DE TIERRAS, EL ANLA, PNNC, están en un proceso de saneamiento jurídico del PNN Tayrona, como en el pasado mes de enero en una coordinación conjunta entre estas y otras entidades del estado se recuperaron dos predios conocidos como el “PARAÍSO” Y “BUKARU”, la supuesta propiedad del Sr. Jorge Higuera Ocampo, las cuales volvieron al seno del estado y puestas en recuperación.

Así de esta manera hay dentro del área muchas otras ocupaciones que no cuentan con la titulación correspondiente y se encuentran en prioridad de recuperación tanto para los ocupantes con título como los que no tienen, para recuperar el dominio de la nación sobre los territorios ocupados por terceros y para consagrarlas a la conservación natural teniendo en cuenta que es un bien público en el aumentar del porcentaje de la gobernabilidad del territorio (figura 3).

Figura 3. Porcentajes de tenencia del PNN Tayrona

 

Otro de los conflictos que se pueden conoces está el del Sr. Lorenzo Tejeda un pescador con 72 años nacido en el corregimiento de Taganga en el distrito de santa marta, quien adquirió un predio en playa del muerto, sin embargo como él lo dice en ese momento todo fue con una transacción por carta venta y no se hizo ningún trámite en la notaría, sin embargo a finales de los años ochenta hubo un pleito jurídico con la familia Zúñiga por este predio, que en el año de 1992 un juez dictamino el dominio pleno del predio por prescripción adquisitiva agraria, como consta en la escritura de protocolización en ese mismo año, y que fue debidamente registrada en la oficina de registros públicos de Santa Marta 113, Según el Folio 080-42112 en la Oficina de Registros Públicos de Santa Marta.

En conclusión ninguna persona que no tenga la documentación en regla según Parques Nacionales de Colombia no podrán dar viabilidad a ninguna solicitud de permiso hasta no obstante se realicen las clarificaciones de los predios ocupados pero si se podrá como institución colocarles actas de medida preventiva y crear procesos sancionatorios por infringir la normatividad de PNNC que terminan en multas para los ocupantes pero en sentido contrario hay tierras que presentan las mismas condiciones pero sí pueden prestar servicio de ecoturismo como la finca “ZOILA ÉTER” de los Bermúdez, está con una cantidad de procesos sancionatorios, pero como expresaron “me tendré que morir de hambre esperando que el estado tome la decisión de titularme o sacarme”.

 

Teorización en la comprensión social

Sería necesario establecer un marco de coincidencia entre los actores y confrontar los proyectos ideológicos, visión del mundo y la cosmovisión que vaya más allá de los discursos de la conservación que no incluye a los humanos, es decir, una ontología política del territorio (Bisset & Farrán, 2011) (Escobar, 2015), concibamos unos discursos más allá de la separación entre la cultura y la naturaleza desde la modernidad, la racionalidad y la lógica cartesiana, a partir de unas luchas ontológicas (Escobar, A, 2013), para concebir nuevas formas de ver la realidad de muchas personas dentro del área, el discurso de los ámbitos gubernamentales referidos es extraer a los seres humanos del territorio, lo que es ambiguo y sobre todo es un discurso de poder, ya que los arreglos institucionales actuales no incluyen formas alternativas para la inclusión de las comunidades en la protección del parque, más allá de unos objetivos de conservación y/o de desarrollo sostenible.

Estas disposiciones sancionatorias, y prohibiciones por no poder solicitar permisos para hacer adecuación a las infraestructuras existentes, ya que el predio ubicado en el centro ecoturístico está en proceso de clarificación de tierras por Agencia Nacional de Tierras, y PNNC, y no puede dar concepto técnico. Estas restricciones crean problemáticas ambientales que genera tener una influencia masiva de personas y no contar con las infraestructuras mínimas de atención a los turistas, utilizando los ecosistemas como manglares, las madres viejas, generando graves problemas además de salud pública, solo por una determinación normativa sin contexto.

 

Sociedad turística

El turismo también es un elemento que representa un alto grado de problematización para la conservación de área del PNN Tayrona, donde el ecoturismo se ha convertido en una estrategia para sobre llevar algunas tensiones entre la conservación “in situ” y la armonía con las comunidades asentadas. Esta replanteada desde la base de lineamientos para imaginar un desarrollo sustentable en términos que involucra los “campesinos verdes” o los “nativos ecológicos” (Ulloa 2004). Es necesario involucrar a las comunidades, a los históricamente excluidos, y llamados “campesinos”, para poder generar dinámicas de sustentabilidad y mitigar los conflictos por el uso en áreas de reserva natural.

Las características turística especializada y sostenible enfocada a crear conciencia sobre el valor de las áreas del sistema, a través de actividades de esparcimiento tales como la contemplación, el deporte y la cultura, contribuyen al cumplimiento de sus objetivos de conservación para la generación de oportunidades sociales, económicas en las poblaciones locales y regionales. Resolución 531 de 2013

Por otra parte, el ecoturismo se define como una destreza de conservación y gestión para contribuir al manejo del sistema de las áreas protegidas, a la generación de beneficios sociales para las comunidades locales y las regiones relacionadas con [PNNC]. Igualmente, como un aporte significativo para la generación de alternativas productivas sostenibles de las poblaciones en las zonas de influencia, en educación y sensibilización de todos los actores involucrados ante la actividad frente a la importancia de nuestro patrimonio natural y cultural.

 

 

 

Los grandes conflictos relacionados con el manejo del PNN Tayrona, es que no hay una política clara de la gestión para que los actores que realizan actividades ecoturísticas y que originan una serie de problemáticas frente al aumento de la capacidad de carga, donde la falta de infraestructuras para la atención del ecoturismo, la falta de coordinación entre las instituciones y autoridades ambientales donde los operadores ecoturísticos prevén grandes conflictos de legalidad en conflicto con los funcionarios.

Hoy en día el Tayrona es el segundo parque con mayor número de visitantes, la falta de infraestructura está generando problemáticas de estadía y la única propuesta al aparte del saneamiento de los poseedores irregulares del área, es de que los visitantes entren al parque y salgan el mismo día, pero esta propuesta no es la más acertada ya que entre los turistas hay una cantidad de personas con limitaciones que dificultan el tránsito rápido por los senderos que no son los más adecuados para transitar, ya que los sectores más visitados hay un tiempo de recorrido a pie muy largo.

Las cifras de la entidad durante el 2016 los Parque Naturales recibieron 1.446.716 turistas, el registro más alto de visitas de su historial (figura 4). Casi el doble de visitantes que en 2015 cuando recibieron a 969.792 visitantes y un 57% más con respecto al 2014, cuando se registraron 917.146 visitantes. La administración del área está a cargo del PNN Tayrona, pero las funciones sobrepasan sus funciones por lo que el sector de Arrecifes y Cañaveral se encuentran en concesión y cuenta con cuatro entradas en las cuales se reciben pagos por el ingreso de los visitantes dentro de estas hay una que se encuentra en manos de privados por estar dentro de sus territorios la cual es la entrada de “Villa Concha” propiedad de la familia Zúñiga, encontrándose en aclaración de tenencia.

 

Figura 4. Dinámicas de visitantes PNN Tayrona.

 

El turismo mal dirigido causa una serie de impactos directos sobre el ecosistema como el manejo inadecuado de los residuos sólidos, compactación del suelo y ampliación de las márgenes de los senderos, contaminación visual por rayones en piedras y árboles, extracción y desplazamiento de fauna y flora por la presencia de los visitantes e impactos sobre el arrecife al pisar sobre las formaciones coralinas y debido al arribo de embarcaciones en zonas no autorizadas. La alta visitancia que posee el Parque, ha fomentado la creación de asentamientos humanos irregulares con carencia de servicios básicos para la población, lo que trae consigo la destrucción o modificación de la línea de costa y ecosistemas adyacentes por la urbanización; se genera un elevado consumo y desperdicio de agua, uso de conchas para artesanías. Potenciando otras problemáticas locales, tales como el vertimiento de aguas residuales, pérdida de cobertura vegetal, entre otras (Documento Técnico PNNT, 2015).

El desarrollo de cualquier modalidad de turismo está encaminado a la conservación del medio ambiente en donde se esté preservando el medio histórico y cultural, esto se debe a que uno de los efectos del desarrollo en el ecoturismo donde sus repercusiones sobre el medio ambiente podrían resultar positivas o por el contrario negativa como lo expuestos en el presente trabajo.

Para lograr un equilibrio entre el ecoturismo y la conservación se debe presentar una adecuada planificación en el relacionamiento de las entidades de áreas que establece la población inmersa en la actividad del turismo pero con un compromiso de conservación con la capacidad de los recursos sostenibles, la armonía de la actividad ecoturística en el entorno de área al incluir programas de capacitación y superación personal sobre los aspectos que hay que tener en cuenta para la realización de estas actividades teniendo un cambio de mentalidad para la población sobre la conservación y cuidado de los ecosistemas, desde su importancia para el futuro de nuestra sociedad de esta manera cuidaremos los ecosistemas marinos y terrestres en funcionamiento de las actividades humanas en el ecoturismo siendo sostenibles.

 

Sociedad pesquera

La pesca dentro de las áreas protegidas se establecen partes de la sociedad marítima, protegida en zona específicas que albergan especies y corales en peligro de extinción debido a la pesca en dichas entorno, teniendo en cuenta las practicas de pesca artesanal por parte del pueblo Tagangueros de tradición pesquera. La actividad pesquera en el Caribe colombiano es ejercida por 14.823 pescadores potenciales (marinos costeros), de los cuales 13.429 se dedican a la pesca de tipo artesanal (Rueda et al., 2010). Esta actividad que ha traspasado los límites de las áreas protegidas evidenciándose en que más de 2.100 pescadores han manifestado hacer uso y aprovechamiento de recursos hidrobiológicos en ellas, provenientes en su mayoría (77,4%) de zonas ubicadas por fuera de las AP, manifestándose esta situación como una de las principales causas de presión a las que están expuesta.

Al utilizar herramientas de pesca como el trasmallos y tacos que impactan en el habitan marina, puesto que al arrojar el trasmallo en el mar arrastrando todas las especies que se obtengan en debido lugar, pescando sin importar que sean o no peces ocasionado que estos fallezcan o sufran durante la práctica o la utilización de los tacos que mata y daña los arrecifes o corales presente en dicha habita. Esta práctica ha llevado que se emita resoluciones, decreto y normas que delimiten la práctica de la pesca artesanal dentro de las áreas protegidas para mitigar los impactos que están pueden recaer sobre las especies y los corales. Sin embargo, esto ha llevado a que se genere un conflicto entre medio ambiente y pescadores, debido que estos últimos alegan que debe tener una subsistencia que es obtenida a través de esta práctica tradicional sido de generación en generación.

Al ver vulnerado sus derechos o lo que piensan que tiene y debe ser protegidos por el estado, la comunidad de pescadores de Taganga presentó una acción de tutela, la cual buscaba el amparo al mínimo vital, derecho al trabajo, entre otros dicha acción constitucional llegó a la Corte Constitucional donde emitió fallo, ordenando que se creara a partir de la sentencia T-606 de 2015, instalara de manera formal una mesa interinstitucional y participativa en febrero de 2016, para concertar el diseño del Plan Maestro del Parque Nacional Natural Tayrona, donde estaría estructurado por los componentes: i) Diagnóstico, ii) Manejo y iii) Plan estratégico de acción, siendo de esta manera transversal en un eje jurídico.

 

Para concluir este análisis con el avance del ecoturismo ha afectado las actividades de subsistencia en las comunidades locales asociadas con el Parque incluyendo a campesinos, pescadores, transportadores, comerciantes y guías turísticos, puesto que a medida que el ecoturismo avanza, el estado busca limitar dicha práctica para minimizar el impacto por la huella que puede dejar el turismo en dicha zona protegida.

Debido a que con la implementación de nueva normatividad han privado las prácticas de sus costumbres a la comunidades asentadas dentro del Parque como era la siembra, pesca, pero de una forma moderada, debido a que el número de personas era mínimas pero con el creciente turismo y la demanda de servicios turísticos, ha hecho que la fuentes de ingresos de los moradores cambiará a la de ofrecer dichos servicios turísticos, donde el mayor problema ha radicado en la forma hostil que el Ministerio de Medio Ambiente ha enfrentado el impacto ambiental en las zonas protegidas, por cuanto no ha diseñado estrategias de articulación con la comunidades presentes en las zonas para minimizar el impacto, puesto que al trabajar de la mano con la comunidad le permite ejecutar las normas ambientales, crear conciencia, dar el manejo adecuado de los diseños y controlar el aumento de prestadores de servicios ambientales externos a los miembros de la comunidad existente en este territorio.

Al no haber una unión entre las partes ha generado como resultado un conflicto internos en la área protegidas, ocasionando que no se establezca un control en la utilización de los recursos para que el turista haga un mal uso del ecosistema presente en el área, debido a que ambas partes se las pasan en una constante lucha jurídica que ha dejado en el olvido los objetivos ambientales y sus correcta aplicación en la áreas protegidas no permitiendo la minimización del impacto ambiental, puesto que mientras se resuelven el dilema legal cada quien practica el turismo a su manera de ver y entender las leyes ambientales para su beneficio económico.

Pero olvidando que el abuso de los recursos renovables tiene su costo a largo plazo, que en cualquier momento pasa su factura. Este dilema legal en la que está sumergidas ambas partes ha ocasionada un aumento en el impacto ambiental, prueba de ellos es la falta de un control estricto en el manejo de basuras dentro de la reserva, debido a que los prestadores de los servicios ecoturísticos no evacuan las basuras inmediatamente, sino que la acumulan hasta el punto que para retirarla debe ser con llamados de atención del Ministerio, pero no porque sean conscientes del daño ambiental que ocasionan los desechos que no sean biodegradables, así mismo se puede observar en los caminos como los turistas arrojan la basura porque no hay presente puestos de recolección de basura, sobre todo para el turista que va de “pasa día”, ese que no llega a una zona de camping específico, ese es el más propenso a realizar desecho de basura en cualquier zona del Parque. Ahí es donde se puede apreciar que el no trabajar en conjunto a las partes en conflicto, los objetivos de conservación del Ministerio de Medio Ambiente no se están cumplimiento, debido a que están enfocado en ganar los procesos legales que buscar mecanismos alternos de resolución de conflicto, como es tratar de ceder en aquellas actividades que puedan prestar los moradores del parque y que pueda ser controlada por Parque Naturales, es decir, si un aparente propietario de una finca puede prestar los servicios de camping, restaurante, entre otros medio ambiente puede delimitar dicha actividad en la capacitación para un correcta evacuación de desechos, la utilización de materiales ambientales, el cuidado de las zonas protegidas, pero al no haber el trabajo en conjunto los moradores que hacen parte del asentamiento humano dentro de las zonas protegidas, ejercer actividades ecoturísticas de una forma que afecta el medio ambiente por no contar con la orientación técnica del Ministerio de Medio Ambiente, por lo tanto hasta que no se llegue a un consenso de las parte las problemáticas del impacto ambiental que ocasiona la práctica de turismos en las zonas protegidas aumentan o se mantienen.

Los grupos indígenas como poseedores históricos de territorio, los colonos que pasaron a campesino y que hoy son prestadores de servicio, las comunidades en las zonas de influencia que prestan algún servicio dentro del área deben de ser tenidos en cuenta para la organización del plan de manejo de área en conjunto con todos los actores del conflicto que sustentan su economía dentro del área y así construir una dinámica que provea al área de unas herramientas que le apuesten la terminación de los conflictos internos de área protegida y busque un equilibrio para el desarrollo sostenible de los ecosistemas terrestres, marinos donde garanticen la utilización responsable de los servicios ecosistemicos con la educación y transformación de la mentalidad hacia la conservación sostenible.

 

 

 

 

 

 

Bibliografía

  • Arturo Escobar (2007). La invención del tercer mundo: construcción y desconstrucción del desarrollo. Fundación y editorial el perro y la rana, 2007. Gobierno bolivariano de Venezuela. ISBN 978-980-396-776-5.
  • El Congreso de la República, “LEY 70 DE 1993,” Repositorio Digital de documentación en materia de Gestión Documental, revisado 01 de noviembre de 2017, http://www.archivogeneral.gov.co/normatividad/items/show/290.
  • Comisión Colombiana del océano (2015). Aportes al conocimiento de la reserva de biósfera seaflower. ISBN PAPEL: 978-958-58192-8-3. ISBN E-BOOK: 978-958-58192-9-0. Bogotá – Colombia.
  • Rosana Guber (2001). La etnografía; Método, campo y reflexividad, En. Grupo Editorial, Norma. Enciclopedia latinoamericana de sociocultura y comunicación. ISBN 958-04-6154-6. Bogotá.
  • Sánchez, G., at al Franke, R. (2006) Plan de manejo parque nacional natural Tayrona 2005-2009. Dirección territorial del Caribe. Minist. De ambiente. Santa Marta.
  • Resolución 191 de 31 de agosto de 1964 – Parques Nacionales.parquesnacionales.gov.co.
  • (2014) ¿De quién es el Parque Tayrona? Bogotá: Superintendencia de Notariado y Registro.
  • (2015). Ecoturismo en el Parque Nacional Natural Tayrona. Recuperado el 2016, de http://www.parquesnacionales.gov.co/portal/es/ecoturismo/region-caribe/parque-nacionalnatural-tayrona
  • Plan Maestro De Protección Y Restauración Del PNN Tayrona, parques nacionales naturales de Colombia dirección territorial caribe parque nacional natural Tayrona santa marta, 2017.